Incremento de las ventas, aumento de la rotación de los productos, una mayor rantabilidad en el punto de venta, crear imagen de marca y calidad frente al consumidor y el comercio, estimular la compra habitual e impulsiva de los productos, son los objetivos que persiguen este tipo de acciones.

Le ofrecemos la opción de subcontratar los servicios de impulsadoras, demostradoras y displays de forma que su empresa no tenga que preocuparse por la gestión de su programa de merchandising.

Capacitamos al personal específicamente para usted y le ofrecemos tanto la posibilidad de manejar únicamente su programa de impulsadoras y displays como la administración completa de su Programa de Merchandising.