Los servicios de telesecretariado son una excelente alternativa para pequeñas, medianas empresas y autónomos, porque permiten un importante ahorro de costes y se ajustan perfectamente a las necesidades de estas organizaciones.

Es cierto que una de las características esenciales de una buena secretaria es la confianza y aunque la secretaria virtual, pueda generar recelos en este sentido, la realidad demuestra que son infundados. Los profesionales del secretariado “externo”  ofrecen exactamente el mismo nivel de calidad que una persona dentro de la organización.

El mito de la presencialidad suele romperse cuando los directivos comprueban que a través de las tecnologías de la Información disponibles en la actualidad, el contacto con su secretaria virtual es incluso más directo que  con su tradicional secretaria. Las funciones se realizan de forma eficaz y el temor inicial desaparece.